lunes, 29 de noviembre de 2010

Gone baby gone: los hermanos Affleck

(Escrito el 13 de agosto de 2008)

Cuando se observa la carrera del actor norteamericano Ben Affleck, claramente se vislumbran dos corrientes: una comercial y otra artística. Su carrera comercial le ha dado muchos dólares en taquilla con películas como Armageddon, Pearl Harbor y La suma de todos los miedos. Las dos primeras en especial fueron estrenos de verano de difícil recordación, incluyendo además el sonoro fracaso junto a Jennifer López en la película Gigli que además fue la ganadora en los premios “Frambuesa”, otorgado a las peores películas de la temporada en el año de 2003. 

Pero cuando se revisa su carrera artística hay una gran cantidad de obras que hay que detenerse para volverlas a mirar, porque sus logros son admirables. Primero tenemos Hollywoodland en la que interpretó a George Reeves, el actor que hizo de Superman en la serie de televisión, también están Dogma y Chasing Amy con su gran amigo el director Kevin Smith, en papeles donde demostró sus dotes para la comedia, pero la de mayor atención fue la película Good Will Hunting con la que recibió el merecido premio Oscar a mejor guión original en 1998 junto a su gran amigo Matt Damon.

En ella fue contada una historia de barrio entre dos amigos, uno genio y otro normal, que tratan de salir de la deprimente perspectiva de un futuro sin ambiciones, por medio de la maestría matemática de uno de ellos. En esa ocasión el guión describió y contó claramente la vida de las clases bajas de la ciudad de Boston en cuanto al tema de la educación, siendo Boston una de las principales ciudades del mundo por sus universidades y sus costos también.
Todo este preámbulo nos lleva a hablar de la primera película que Affleck ha dirigido, y en la que ha demostrado una gran capacidad en la elección del tema y en su posición como director.  Esta es una adaptación de la novela homónima de Dennis Lehane, novelista reconocido  por haber escrito también Río Místico la cual fue llevada a la pantalla grande en la película de Clint Eastwood. En sus exhibiciones mundiales en 2003 tuvo una crítica muy alta por parte del público y la prensa especializada, y finalmente le dio el premio Oscar a actores como Sean Penn y Tim Robbins.
En Gone Baby Gone (Desapareció una noche) el escenario se repite en la ciudad de Boston y allí en un barrio popular una niña de 4 años ha sido raptada. Su familia ha hecho un gran despliegue mediático y en su desesperación contratan a dos investigadores privados Patrick Kenzie y Angie Gennaro para que la encuentren.  Ellos dos son una pareja joven que conviven juntos, pero Patrick a pesar de su edad es un hombre curtido en el bajo mundo de su ciudad que tiene una gran herencia irlandesa. Y en ese descenso a ese pequeño infierno se encontrarán varias historias cruzadas entre narcotráfico, adopción, retaliación, traición y lucha por el poder.  A medida que avanza la maraña de engaños que se va desenredando, los personajes van mostrando sus otros matices y sus otras caras que muestran la dualidad de la naturaleza humana, en un barrio de una ciudad.
Quien brilla muy bien en su papel estelar es Casey Affleck , el hermano menor de Ben  interpretando a Patrick, con toda la muestra del cinismo, pero al mismo tiempo de rectitud dentro del mundo del hampa.  Casey Affleck inició timidamente su carrera en papeles secundarios a la sombra de su hermano mayor en Chasing Amy y Good Will Hunting pero que demostraron su buen olfato para la elección  de películas, y el público masivo lo recuerda  aún más por  su participación en películas taquilleras como la trilogía del equipo de Danny Ocean en Eleven, Twelve and Thirteen.

Affleck viene de ser nominado al premio Oscar y Globo de Oro el año pasado en la categoría de mejor actor secundario por la  obra El asesinato de Jesse James, donde logró opacar por momentos la figura de Brad Pitt su protagonista principal. Ahora Affleck salta a al ring como el protagonista con todo el peso de la película en sus hombros y sorprende su compaginación con el papel.  Gone Baby Gone (Desapareció una noche) es una película muy interesante para ver en formato de video por su historia, su desarrollo, su dirección  y su actuación principal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada